Los profesionales de la salud recetan un anticoagulante para ayudar a prevenir la formación de coágulos de sangre. La warfarina es el medicamento anticoagulante que se usa con mayor frecuencia.